viernes, 30 de julio de 2010

New York Cheesecake

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de julio nos invita a preparar todo un clásico de la repostería norteamericana, la clásica New York Cheesecake.

Tenía desde hace tiempo curiosidad por esta receta, así que la propuesta con la que me estreno en el Circulo Dulce de Whole Kitchen me ha parecido perfecta. He sido bastante fiel a la receta propuesta, ya que al no haberla hecho antes, ni tampoco probarla, tenía ganas de hacerlo tal cual. En otra ocasión ya tendré tiempo de darle 'mi toque'.

Me ha sorprendido sobretodo su textura, queda perfecta, aunque yo al relleno le añadiría algo mas de sabor... En principio las mezclas de vainilla con cosas agrias nunca me han atraído, pero he de reconocer que el topping de la tarta estaba riquísimo.
Hice la mitad de las cantidades, por miedo a que a los niños no les gustara y tuviera que acabar comiéndomela y engordandomela toda ella yo sola, pero he de decir que tuvo bastante éxito, sobretodo cuando les comentaba que era para participar en un 'concurso'.
Así que la receta quedó así:
Base:
  • 145 g de galletas tipo 'Digestive' (Utilicé mas galletas de las propuestas ya que me dio la impresión de quedar demasiado grasosa la base)
  • 60 g de mantequilla
  • 20 g de azúcar glass
Relleno:
  • 500 g de queso fresco tipo 'Petit Suisse' o 'Quark' (Aquí dudé si meterle mascarpone o algún otro estilo 'Philadelphia', se aceptan consejos...)
  • 100 de azúcar glass (la próxima vez usaría mas, igual 150 g)
  • 20 g de harina de repostería
  • 3 huevos
  • 40 ml de nata
  • ralladura de limón (también creo que me quedé un poco escasa, la próxima vez mas)
  • 6 gotas de extracto de vainilla (creo también que puede admitir más)
Topping:
  • 120 g de crema agria
  • 15 g de azúcar
  • 3 gotas de extracto de vainilla

Primero hice la base triturando las galletas junto con el azúcar y mezclandolo bien con la mantequilla derretida. Puse esta mezcla en el molde, sobre un papel de hornear, toda bien prietita, y después reservar en el frigo.

Puse en horno a calentar en 180º con calor arriba y abajo, y comencé con el relleno. Rallé el azúcar con las pieles de limón y posteriormente lo uní en la batidora junto con el queso fresco y la harina. Batí durante 2 minutos y fui agregando los huevos uno a uno. Posteriormente la vainilla y la nata.
Cuando está todo bien incorporado se vuelca sobre la base reservada y al horno. Primero 15 minutos a 180º y luego una hora y cuarto a 120º.

Se saca del horno y mientras se templa un poco se va preparando el topping.
Se mezclan bien la crema agria con el azúcar y la vainilla y se vierte encima de la masa anterior, que ya da un aspecto bastante cuajado.
Volvemos a meter al horno 15 minutos mas a la temperatura anterior y una vez transcurrido este tiempo, se apaga el horno y dejamos enfriar dentro con la puerta abierta.
Una vez fría a la nevera. Necesita unas horas de frío para estar perfecta.

¡Buen provecho!
Print
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...