martes, 14 de diciembre de 2010

Bases de galleta

Me encanta utilizar base de galletas para las tartas, son muy fáciles y versátiles, puedes hacerla siempre distinta, y casi siempre te van a salir deliciosas.
Hace años comentando una receta que la llevaba con un pastelero ya jubilado la descartó con desdén por llevar este tipo de base, decía que eso no era una verdadera base de tarta... Durante un tiempo estuve intentando no usarla y sustituirla por otras bases de tarta 'mas verdaderas', pero con el tiempo ha llegado a la conclusión que qué me importa lo verdadera que sea o deje de ser, a mi me gustan, y además mucho.

- La básica podríamos decir que consta de 120 g de galleta tipo 'Maria' triturada a la que añadimos 80 gr de mantequilla diluida. Mezclamos, forramos un molde (mejor con papel sulfurizado) y dejamos enfriar en la nevera.

- Tras ponerla en el molde podemos gratinarla unos minutos, hay que ir vigilando cada poco para que no se tueste demasiado. Con 5 minutos suele ser suficiente a 190ºC y con la bandeja alta. Ésto le da un puntito crujiente.

- Se puede también tras hornearla añadirle virutas de chocolate como en esta receta de pastel de calabaza, y meter un minutito mas al horno. Despues cuando se enfríe quedará también un poco mas dura.

- En ocasiones al tener ya la mezcla colocada en el molde le he añadido unas cucharadas de leche, un poco solamente, que lo pueda absorver bien la galleta, de esta manera queda un poco mas compacta.

- Adoro el sabor de la mantequilla, pero tambien podemos sustituir ésta en parte o completamente por cremas de almendra o avellana, por ejemplo quedan muy bien las galletas con la de avellanas, otro de mis sabores fetiche. Estas cremas se pueden comprar por lo general en herboristerías, aunque yo suelo prepararla moliendo las avellanas ya tostadas (peladas del todo o no, eso ya va en gustos) hasta formar una pasta, estilo 'Nutella'. Aunque no compactan tanto con el frío como la mantequilla tienen la ventaja de tener grasas mas saludables.

- Podemos enriquecerla con algún extracto de sabor como la vainilla, añadiéndosela a la mantequilla derretida, podemos añadirle azúcar morena, canela  o jenjigre en polvo, cacao,... lo que la imaginación os de. Pensad a qué queréis que sepa... y tratad de añadírselo.

- Ni que decir que variando el tipo de galleta y combinando unas con otras tenemos infinitas variaciones. Hay que tener en cuenta que unas tienen mas grasa de base que otras, así que puede hacer falta menos mantequilla. En este caso la vamos añadiendo poco a poco, según necesiten las galletas. Una opción interesante es cambiar parte de las galletas por crackers o por tostadas para darle un puntito crujiente o un poco salado.

Pues esto es todo lo que sé sobre bases de galletas, si teneis alguna duda o teneis alguna idea mas que aportar espero vuestros comenterios.
Print

1 comentario:

  1. Hola María. Me encantan las bases de galleta, soy más de salado que de dulce pero si hay tarta con esta base me la pido siempre y empiezo a comer por la base!! Me encanta la textura grumosa y la miga húmeda y compacta. Me pasa lo mismo con algunos helados que llevan galleta, ummmm

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...