martes, 14 de diciembre de 2010

Bases de galleta

Me encanta utilizar base de galletas para las tartas, son muy fáciles y versátiles, puedes hacerla siempre distinta, y casi siempre te van a salir deliciosas.
Hace años comentando una receta que la llevaba con un pastelero ya jubilado la descartó con desdén por llevar este tipo de base, decía que eso no era una verdadera base de tarta... Durante un tiempo estuve intentando no usarla y sustituirla por otras bases de tarta 'mas verdaderas', pero con el tiempo ha llegado a la conclusión que qué me importa lo verdadera que sea o deje de ser, a mi me gustan, y además mucho.

- La básica podríamos decir que consta de 120 g de galleta tipo 'Maria' triturada a la que añadimos 80 gr de mantequilla diluida. Mezclamos, forramos un molde (mejor con papel sulfurizado) y dejamos enfriar en la nevera.

- Tras ponerla en el molde podemos gratinarla unos minutos, hay que ir vigilando cada poco para que no se tueste demasiado. Con 5 minutos suele ser suficiente a 190ºC y con la bandeja alta. Ésto le da un puntito crujiente.

- Se puede también tras hornearla añadirle virutas de chocolate como en esta receta de pastel de calabaza, y meter un minutito mas al horno. Despues cuando se enfríe quedará también un poco mas dura.

- En ocasiones al tener ya la mezcla colocada en el molde le he añadido unas cucharadas de leche, un poco solamente, que lo pueda absorver bien la galleta, de esta manera queda un poco mas compacta.

- Adoro el sabor de la mantequilla, pero tambien podemos sustituir ésta en parte o completamente por cremas de almendra o avellana, por ejemplo quedan muy bien las galletas con la de avellanas, otro de mis sabores fetiche. Estas cremas se pueden comprar por lo general en herboristerías, aunque yo suelo prepararla moliendo las avellanas ya tostadas (peladas del todo o no, eso ya va en gustos) hasta formar una pasta, estilo 'Nutella'. Aunque no compactan tanto con el frío como la mantequilla tienen la ventaja de tener grasas mas saludables.

- Podemos enriquecerla con algún extracto de sabor como la vainilla, añadiéndosela a la mantequilla derretida, podemos añadirle azúcar morena, canela  o jenjigre en polvo, cacao,... lo que la imaginación os de. Pensad a qué queréis que sepa... y tratad de añadírselo.

- Ni que decir que variando el tipo de galleta y combinando unas con otras tenemos infinitas variaciones. Hay que tener en cuenta que unas tienen mas grasa de base que otras, así que puede hacer falta menos mantequilla. En este caso la vamos añadiendo poco a poco, según necesiten las galletas. Una opción interesante es cambiar parte de las galletas por crackers o por tostadas para darle un puntito crujiente o un poco salado.

Pues esto es todo lo que sé sobre bases de galletas, si teneis alguna duda o teneis alguna idea mas que aportar espero vuestros comenterios.
Print

Mermelada de limón

Esta es una mermelada muy rica y refrescante. Realmente sorprende al que la prueba, no es apenas amarga. Para mí es un básico que repito cada cierto tiempo.


Ingredientes
  • 500 gr de limones (mejor de cultivo ecológico, ya que vamos a utilizar también la cáscara)
  • 500 gr de azúcar
  • 250 cc de agua
Lavamos bien los limones. Cortamos las puntas y desechamos.
El resto de limón, cáscara incluida lo cortamos en finos gajos, quitándole las pepitas, y los ponemos en un bol junto con el agua. Tiene que reposar de esta manera toda la noche.
Escurrimos los limones, reservando el agua, y nos ponemos en un cazo junto con el azúcar a fuego moderado al principio y cuando empiece a hervir un poco mas flojo, pero manteniendo un hervor suave durante 20 minutos, revolviendo cada tanto.
El agua reservada se la vamos añadiendo según necesite o según nos guste mas líquida o mas espesa. Hay que tener en cuenta que cuando enfría engorda bastante.
Se puede hacer en thermomix, al principio con temperatura varoma, luego la bajáis a 90ºC  y la velocidad, según os guste más o menos desecha, yo aconsejo una velocidad de 1 y medio. Normalmente precisa añadir menos líquido ya que con la tapa evapora menos. Si os gusta mas espesa, dejar el cubilete inclinado.

Es deliciosa para tartas, con yogur, sobre bizcocho,... Probadla, no decepciona.
Print

lunes, 6 de diciembre de 2010

Bizcocho de chocolate y arandanos

Esta receta la encontré en el blog  The Food Librarian, y sus comentarios me tentaron tanto que no me pude resistir a probarla. Es una adaptacion de una receta que apareció en un periódico y yo la hice mas o menos como proponían en el blog, ajustando un poco las medidas para que tras convertirlas resultaran mas cómodas, quitándole un poco de azúcar (lleva mucha a mi modo de ver, pero es que además no tenía tanta en casa y no llegó para los 400 g que proponen) y  añadiéndole un toque personal, reduciendole un poco el toque de canela y añadiendole los arandanos.
Aunque la característica principal de este bizcocho es su sabor a chocolate, su jugosidad y lo poco complicado que es de hacer. La cuelgo aquí porque os la recomiendo, y porque seguro que vuelvo a querer hacerla y teniendola aquí es mas fácil encontrar la receta que el papelillo mugroso con todas las conversiones y anotaciones.
Tened en cuenta que la foto no le hace justicia, es mucho mas delicioso, chocolateado y oscuro de lo que os pueda parecer desde aquí.




Ingredientes:
240 ml de agua
120 ml de aceite
60 g de mantequilla
40 g de cacao en polvo
220 g de harina 'todouso'
330 g de azúcar
una pizca de sal
una puntita de canela (al gusto)
120 ml de leche cortada con unas gotas de limón (intentando sustituie el Buttermilk)
1 cucharada de polvo de hornear
2 huevos grandes
1 cucharada de extracto de vainilla.
40 g de arandanos troceados
Ponemos a calentar el horno a 190ºc.
En un cazo ponemos el agua a hervir, bajamos el fuego y añadimos la mantequilla, el aceite y el cacao en polvo, revolviendo hasta mezclar. Para las que tengais Thermomix yo puse estos ingredientes todos juntos a 70ºc durante 5 minutos y a velocidad 3.
Mientras se calienta el agua ponemos la leche con las gotas de limón (como una cucharita) y removemos para que se corte. Reservamos.
En un bol grande mezclamos la harina, el azúcar, la sal, y la canela y cuando la mezcla de chocolate esté lista la vamos añadiendo hasta que las dos mezclas estén completamente integradas. Con la Thermomix como 30 sg a velocidad 3.
Añadimos ahora la leche cortada y la polvo de hornear y volvemos a mezclar. Otros 30 sg con Thermomix.
Y por último incorporamos los huevos semi batidos junto con el extracto de vainilla y los arandanos troceados a cuchillo.
Metemos en el horno por unos 30 min.
Es muy fácil, pero si teneis cualquier duda, estaré encantada de ayudaros.
Print

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Pastel de calabaza y chocolate

Esta es la primera receta 'espontánea', por decirlo de alguna manera, que publico desde que abrí el blog, ya que hasta ahora lo había usado para publicar mis participaciones en las propuestas de Whole Kitchen. Pero como que me entra el gusanillo de publicar alguna cosilla mas...  así que en la medida que mi tiempo libre me lo permita trataré de ir publicando algunas otras cosillas.



Este pastel que os presento es una adaptación, bastante fidedigna creo, del de la web de Marta Stewart. Se juntó la circunstancia de que mi hermano me regaló un cacho de calabaza y por otra parte nos juntamos con una familia estadounidense que celebraba 'acción de gracias' por lo que me pareció bastante adecuada para llevar a la merienda.
Estaba muy rica, sabor a chocolate pero no demasiado y las especias y la base crujiente que lleva la hacen distinta y especial. Os recomiendo probarla.



Ingredientes:
Base:
100 g de crakers dice la receta, yo use unas tostadas no saladas que podéis ver en la foto
50 g de galletas de mantequilla
80 g  de mantequilla derretida
20 g de azúcar blanca
15 g de azúcar morena
una pizca de sal
1/2 cucharilla de canela
85 g de chocolate negro rallado o en virutas


Relleno:
170 g chocolate negro o de postres
55 g de mantequilla
425 g de puré de calabaza
340 g de leche evaporada
50 g azúcar blanca
50 g azúcar morena
4 huevos
10 g de Maizena
1 cucharilla de extracto de vainilla
1 cucharita de café de sal
3/4 cucharilla de canela
3/4 cucharilla de gengibre en polvo
una pizca de nuez moscada rayada
un clavo molido
Adorno:
40 g de chocolate con leche derretido
Podemos empezar por preparar el puré de calabaza, cociéndola por ejemplo al vapor durante 5 minutos en una olla rápida, y dejándola escurrir bien para posteriormente triturarlo,  pero mientras continuemos preparando el resto de la receta.
Ponemos el horno a 175º para que se vaya calentando.
Molemos el azúcar del relleno junto con el clavo y reservamos.
Molemos o rayamos el chocolate negro de la base.
Molemos las tostadas junto con las galletas de mantequilla. Añadir los azucares, la sal, la canela y la mantequilla derretida de la base y mezclamos bien.
Forramos un molde de unos 26 cm de diámetro y lo cubrimos con la mezcla de la base, apretando bien con un vaso, por ejemplo. Y lo metemos al horno por 8-10 minutos. Espolvoreamos con el chocolate negro rayado anteriormente y volvemos a hornear por un minuto mas.
Bajamos el horno a 160º.
Preparamos el relleno. Por un lado derretiremos al baño maría o con una potencia baja en el microondas el chocolate para postre junto con la mantequilla.
Por otra parte mezclaremos el puré ya hecho de calabaza junto con los huevos, el azúcar rayada con el clavo , la leche evaporada, maizena, vainilla, sal, canela, gengibre y nuez moscada hasta que esté perfectamente integrado y por último le vamos integrando la mezcla anterior del chocolate y la mantequilla derretidos en dos o tres veces.
Vertemos en relleno encima de la base con cuidado y ponemos al horno hasta que esté bien cuajado al pinchar con un cuchillo fino, alrededor de 50 minutos.
Una vez horneado el pastel es mejor dejarlo enfriar toda la noche y ya una hora antes de servirlo adornarlo con churretes del chocolate con leche derretido. También se me ocurre que se podría rayar este chocolate y espolvorearlo por encima.
Si la probáis contadme cómo os sale. Tuvo mucho éxito, sobretodo con los niños, ahora, no les mencioné la calabaza.
Print

jueves, 25 de noviembre de 2010

Pastel invertido de piña

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Noviembre nos invita a preparar un Pastel Invertido



Tenía pensado cambiar un poco la receta propuesta, hacerla con manzana y un bizcocho especiado, pero surgió algún imprevisto posterior a la primera idea y finalmente me decidí a hacer la receta tal cual la propusieron desde Whole Kitchen. 

Yo no soy muy de piña horneada, ni tampoco muy de caramelo, pero el bizcocho quedó delicioso, no sé todavía por qué, creo que porque dejé cubierto el pastel una vez desmoldado con el propio molde hasta el día siguiente. El caso es que me pareció una textura ideal, y ya estoy deseando volver a probar a ver si es ese el truco.

Por lo demás comentar, por si alguien se viera en mi mismo lugar, que se me hizo difícil coger el punto al caramelo al utilizar el azúcar moreno por su color mas oscuro. Ya os decía arriba que no soy gran entusiasta del caramelo, por lo que suelo procurar que apenas se queme el azúcar, justo un puntito dorado, vamos que es mas un almíbar que un caramelo, y esta vez se me pasó un pelín y era caramelo auténtico.

Y sin mas os pongo la receta:



Ingredientes
Para la cobertura:
60 gr de mantequilla
80 gr de azúcar blanca
80 gr de azúcar morena
6 rodajas de piña
6 guindas
Para el bizcocho:
195 gr de harina
2 cucharillas de levadura
una pizca de sal
120 gr de mantequilla
200 gr de azúcar
esencia de vainilla
2 huevos
120 ml de leche

Ponemos en una sartén antiadherente la mantequilla y los dos azúcares, y vamos mezclando hasta coger un punto de caramelo al gusto. Lo echamos en un molde ya engrasado y sobre éste colocamos las rodajas de piña con las guindas en medio tal y como nos gustaría que se viera al dar la vuelta a la tarta.
Para hacer el bizcocho batimos el azúcar con la mantequilla, ya a temperatura ambiente. Cuando tenga un aspecto cremoso añadimos la esencia de vainilla y las yemas de los huevos una a una.
Pasamos a agregar en tres tandas la harina tamizada junto con la levadura, y entre una tanda y otra, añadimos también la leche.
Montamos bien las claras con una pizca de sal y las unimos a la masa anterior con mucho cuidado y sin batir demasiado, y esta mezcla final la echamos en el molde sobre la piña. Horneamos unos 40 minutos a 180º y comprobamos que esté hecha clavando un palillito que debe salir limpio.
La desmoldamos al poco de salir del horno y ya está vuestro rico pastel invertido.


Print

jueves, 18 de noviembre de 2010

Ñoquis con salsa de setas

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Noviembre nos invita a preparar todo un clásico de la gastronomía italiana, Ñoquis de Patata.



Pues este mes tocan ñoquis, una receta curiosa y entretenida, que la verdad sea dicha, no me hubiera animado a hacer de no ser por estas propuestas siempre tan interesantes que nos traen las chicas de Whole Kitchen.

Tampoco los había probado nunca, ni en restaurantes ni los que venden en los comercios, así que me quedé un poco con la duda de si lo habría hecho bien, hasta que mi chico, que sí los conocía, me dijo que sí, que eso eran los ñoquis.

La receta la seguí casi casi como proponían, aunque le añadí dos huevos, por no ser muy grandes y porque en alguna otra que consulté daban dos huevos por la misma cantidad de harina, pero aunque el puré estaba bastante 'sequito' por culpa, creo, de los dos huevos tuve que añadir bastante mas harina durante todo el amasado (así que os dejo la receta original, sin mis adaptaciones). Incluso hubo un momento de arrepentimiento en el que pensaba haber heredado la fobia de mi madre hacia las masas pegadas entre los dedos, pero finalmente tuvimos una rica cena, así que el esfuerzo mereció la pena. Y sin mas os dejo la receta de estos ñoquis que preparé junto con una salsa de setas que quedó deliciosa.



Ñoquis de patata

Ingredientes:

300 g de harina (algo más quizás para el a

masado)

1 huevo

1Kg de patatas

sal

Haremos primero el puré de patatas, para lo cual pondremos las patatas a hervir enteras con su piel durante 30 minutos, comprobando su correcta cocción cuando al pincharlas con un cuchillo éste resbala fácilmente. Dejamos enfriar un poco y pelamos y pasamos por el pasapurés.

Cuando este puré esté frío lo llevamos a una superficie enharinada, le hacemos un hueco en el interior donde pondremos la harina y encima de ésta el huevo y la sal. Se amasa hasta que esté homogenea y se forman cilindros que  posteriormente cortaremos como de 2 cm y cada pedacito de estos lo voltearemos enharinado sobre un tenedor.

Ponemos agua con sal a hervir y vamos echando los ñoquis en ella. Cuando suben a la superficie es que ya están listos y se sacan a escurrir.

Salsa de setas

Ingredientes:

Aceite de oliva

100 gr de cebolla

400 gr de setas 

1/2 trufa negra

sal

Mantequilla

2 cucharadas de harina

850 cl de leche

200 cl de nata

nuez moscada

pimienta

Primero pondremos la cebolla cortada a pochar en aceite, y cuando ésta empiece a empaparse del aceite echaremos las setas fileteadas, ponemos a fuego un poco vivo y echamos la sal, y cuando el liquido que sueltan las setas esté casi consumido se deja a fuego bajo mientras preparáis la bechamel.

Para la bechamel ponéis la mantequilla junto con un poco de aceite a fuego medio y se echa la harina. Se remueve mientras se deja tostar ligeramente la harina y se echa la trufa en finas láminas. Empezaremos a echar cazos de la leche que tendremos ya caliente a un lado. Hay que remover constantemente e ir añadiendo la leche a medida que la vaya absorviendo la harina hasta que engordé. Para esta salsa nos interesa que quede un poco ligerita.

Finalmente se añaden las especias, sal, la nata y las setas que teníamos pochando.

Con todo ello bañaremos los ñoquis ya cocidos y escurridos.

¡Buen provecho!



A mí me salieron muuuchos ñoquis, así que tengo algunos congelados justo antes de cocerlos, y con unos pocos pues los freí en abundante aceite después de haberlos cocido y como quedó algo que me recordaba a los churros pues les eché un poco de azúcar, así que para la merienda también ñoquis.


Print

lunes, 25 de octubre de 2010

Biscotti

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Octubre nos invita a preparar un clásico de la repostería italiana los Biscottis.

Hoy para merendar un vaso de leche fría con estos crujientes biscottis.

He de reconocer que aunque deliciosos, la receta no me ha salido todo lo bien que hubiera deseado, ya que a la receta propuesta por Whole Kitchen tenía planeado añadirle trozos de chocolate. Pero metí un poco la pata cuando dejé las almendras recién tostadas y troceadas (y calientes) encima del chocolate troceado y éste se empezó a fundir. Lo agregué lo antes que pude a la masa, pero ya fue demasiado tarde y se acabó de fundir entre ésta.

El momento de sacar la masa del robot a la superficie enharinada también fue "estelar", bendita silicona. Mi intención era haber hecho dos hogacillas pero ni me atreví a intentarlo y tal cual estaba se fue al horno.

Con todo, el resultado no tiene nada de malo, mas bien están deliciosos, aunque pequé un poco de cortarlos demasiado gorditos y ahora que ya están duritos pues se hace un poco difícil de morder. La próxima lo intentaré mas finitos.


Y ahora la receta quedó así:



Ingredientes:

270 gr de harina para reposteria
150 gr de azúcar
3 huevos
150 gr de almendras crudas peladas
150 gr de chocolate de postre
5 gr de levadura química en polvo
1 pizca de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla

Primero tosté las almendras en el wok a una temperatura suave, como unos 5 minutos. Cuando ya estén doraditas las picamos para que queden trozos grandes.

Picamos o troceamos también el chocolate.

Juntamos el azúcar, la harina, la sal y la levadura y les vamos añadiendo poco a poco los huevos ya batidos junto con el extracto de vainilla.

Añadimos tanto las almendras como el chocolate picado y vereis que resulta una masa bastante densa y pegajosa.

Volcamos ésta sobre una superficie enharinada, y tratamos de darle una forma de hogaza alargada. Y ya al horno, se hizo en 25 minutos con el calor por aire a 160º.

Dejamos enfriar 10 minutos y pasamos a lonchear nuestra hogaza.

Estas lonchas de bizcochito las pondremos tumbadas en la bandeja para volverlas a tostar en el horno 10 minutos más por cada cara. Yo las puse en el programa de grill+aire caliente a 160º y en la ranura del medio.

Y ya solo nos queda dejar enfriar y degustar, deliciosos con leche fría...
uhmmm



Print

lunes, 18 de octubre de 2010

Chili con carne

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Octubre nos invita a preparar todo un clásico de la cocina Tex-Mex, un Chili con Carne

Una sabrosísima receta que yo realicé así:

Ingredientes:
  • 2 cebollas medianas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 zanahorias medianas
  • 2 ramas de apio
  • 1 pimiento rojo
  • 2 pimientas cayena (sin trocear)
  • 1 cucharita de pimiento de Ezpeleta en polvo
  • unos granos de comino
  • una pizca de canela en polvo
  • sal y pimienta al gusto
  • 800 gr de alubias rojas cocidas
  • 500 gr de carne de ternera picada
  • 500 gr de tomate troceado
  • 200 ml de agua
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico
  • aceite de oliva para el sofrito.
El día anterior puse medio kilo de alubia roja a remojo y a la tarde-noche las dejé cociendo con unas ramas de puerro, un poco de cebolla, agua y sal, aunque este paso nos lo podemos saltar y comprar las alubias ya cocidas.
Para el sofrito ponemos a calentar el aceite y echamos todas las verduras picadas finamente, y las especias y lo vamos dejando que se haga removiendo frecuentemente.
Tras 10 minutos se puede añadir la carne, y cuando ésta empiece a estar suelta y hecha, añadimos el tomate troceado, las alubias y el agua.
Aquí podemos añadirle tallos de cilantro finamente picados, yo no lo hice ya que al hacer las compras se me olvidó, pero seguro que le daba un toque más auténtico. También añadimos el vinagre balsámico y corregimos de sal y pimienta.
Llevamos a ebullición, y bajamos el fuego durante una hora, con la cazuela semi tapada y removiendo de vez en cuando. Y ya está...
Se puede acompañar con arroz cocido como nos proponen en Whole Kitchen o también como podéis ver el la foto decorado con unas láminas de aguacate y un poco de queso feta rallado.

Tuve la oportunidad de que probaran la receta un californiano aficionado a la comida mexicana y mi pareja que es mexicano y parece que el platillo pasó la prueba y recordaba al original.
Print

jueves, 23 de septiembre de 2010

Helado casero de galletas Oreo y salsa de chocolate blanco

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Septiembre nos invita a preparar un Helado Casero.

¡Qué ricos los helados! Éste es un helado base de vainilla con galletas Oreo hechas trocitos acompañado de una salsa de chocolate blanco. Igual se me ha notado un poco que soy fan del Mac Flurry del Mac Donals, pero es un helado que no puede dejar de acompañarme cuando voy al cine y siempre andaba pensando en versionearlo de forma casera. Así que seguí la base de helado de vainilla que proponían en Whole Kitchen al pie de la letra y posteriormente le añadí las galletas. Así que la receta ha quedado muy parecida:

Helado de vainilla

  • 1 vaina de vainilla
  • 720 ml de nata liquida 35%
  • 240 ml de leche
  • 175 g de azúcar
  • 4 yemas de huevo
  • 1 cucharilla de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 10 galletas oreo (yo puse alguna mas, pero creo que me pasé un poco y con 10 serían suficientes)

Salsa de chocolate blanco

  • 150 ml de nata 18%
  • 100 gr de chocolate blanco

Primero sacaremos las semillitas de la vaina, y junto con ésta, la leche y la nata la pondremos a calentar a fuego medio. Una vez que comience a hervir se apaga el fuego y se deja reposar tapado por 30 minutos.



Pasado este tiempo se echa el azúcar y la sal y se vuelve a encender el fuego suave y continuamos revolviendo de tanto en tanto hasta que el azúcar y la sal estén bien integrados, como unos 5 minutos. Dejamos templar.

Una vez templada la mezcla sacamos la vaina de vainilla y pasamos a hacer unas natillas. Mezclamos bien las yemas y les vamos añadiendo la mezcla de leche y nata templada poco a poco. Cuando todo esté bien mezclado lo llevamos de nuevo al fuego, bastante suave y revolviendo bastante frecuentemente hasta que coja temperatura cerca a la ebullición. Entonces la crema se engordará y apagaremos el fuego antes de que comience a hervir.

Dejamos enfriar, mínimo 4 horas en la nevera, y una vez frío añadimos el extracto de vainilla y las galletas machacadas.




Después de ésto, ya al congelador, mejor en un molde metálico. Tras una hora se saca y se vuelve a revolver,  y posterior se repite cada media hora, hasta que ya empieza a endurecerse (yo no tuve mucho tiempo y lo hice por tres veces, pero le hubiera venido bien unas cuantas mas).

La salsa de chocolate blanco es muy fácil, se pone la nata y el chocolate troceado en un cuenco y lo metemos 2 minutos al microondas a 500 wat de potencia,  y paramos para revolver cada 30 segundos.




Bueno, y ya está. Se riega al gusto el helado con ella, aunque yo recomiendo ser prudente ya que tiene bastante sabor. Espero que os guste.


Print

martes, 14 de septiembre de 2010

Moussaka griega

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Septiembre nos invita a preparar todo un clásico de la cocina tradicional griega, una Musaca.


Ha sido la primera vez que preparo una moussaka, y me ha gustado mucho el resultado, el aroma de la carne con la canela, uhmmm, delicioso.

Siguiendo las sugerencias dadas por Whole Kitchen no ha sido nada difícil y ésta ha sido la receta que finalmente realicé, bastante parecida a la propuesta:

Ingredientes:

  • 2 berenjenas medianas
  • 600 gr de carne picada de cordero
  • 1 cebolla grande
  • 2 diente de ajo
  • 1 vasito de vino tinto
  • 350 g de tomate triturado
  • aceite, sal, pimienta, cucharadita de canela, menta
  • puré de patata
  • queso rayado

Se empieza preparando las berenjenas, se lavan bien, se les cortan las esquinas un poco y se hacen lonchas longitudinales de unos 6mm. Se ponen en un recipiente con sal y se dejan a sudar por una media hora. Posteriormente las pasaremos por agua, las secaremos y las freiremos para que se doren un poco por ambos lados en una sartén con abundante aceite caliente. No hace falta hacerlas mucho ya que luego pasan por el horno.

Mientras sudan las berenjenas se puede empezar a preparar el relleno de carne: se fríen un poco los ajos troceados, se añade la cebolla que dejaremos pochar unos minutos. Posteriormente añadimos la carne dándole un poco de fuerza al fuego y condimentándola con la sal, la pimienta, la canela y la menta picadita. Tras unos minutos y cuando la carne empiece a estar hecha por fuera, añadimos el tomate triturado, dejando que se vaya haciendo unos 5 minutos. Añadimos finalmente el vino y dejamos que reduzca durante unos 15 minutos mas.

Montamos esta especie de lasaña en un molde apto para horno, poniendo una capa de berenjena y una de relleno de carne hasta agotar los ingredientes y acabando cubriendo todo con una capa de puré de patata y espolvoreando por encima con queso rayado.Luego al horno con calor arriba y abajo a 180º por 30 minutos, y para acabar 5 minutos mas de grill.

Deliciosa.


Print

viernes, 30 de julio de 2010

New York Cheesecake

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de julio nos invita a preparar todo un clásico de la repostería norteamericana, la clásica New York Cheesecake.

Tenía desde hace tiempo curiosidad por esta receta, así que la propuesta con la que me estreno en el Circulo Dulce de Whole Kitchen me ha parecido perfecta. He sido bastante fiel a la receta propuesta, ya que al no haberla hecho antes, ni tampoco probarla, tenía ganas de hacerlo tal cual. En otra ocasión ya tendré tiempo de darle 'mi toque'.

Me ha sorprendido sobretodo su textura, queda perfecta, aunque yo al relleno le añadiría algo mas de sabor... En principio las mezclas de vainilla con cosas agrias nunca me han atraído, pero he de reconocer que el topping de la tarta estaba riquísimo.
Hice la mitad de las cantidades, por miedo a que a los niños no les gustara y tuviera que acabar comiéndomela y engordandomela toda ella yo sola, pero he de decir que tuvo bastante éxito, sobretodo cuando les comentaba que era para participar en un 'concurso'.
Así que la receta quedó así:
Base:
  • 145 g de galletas tipo 'Digestive' (Utilicé mas galletas de las propuestas ya que me dio la impresión de quedar demasiado grasosa la base)
  • 60 g de mantequilla
  • 20 g de azúcar glass
Relleno:
  • 500 g de queso fresco tipo 'Petit Suisse' o 'Quark' (Aquí dudé si meterle mascarpone o algún otro estilo 'Philadelphia', se aceptan consejos...)
  • 100 de azúcar glass (la próxima vez usaría mas, igual 150 g)
  • 20 g de harina de repostería
  • 3 huevos
  • 40 ml de nata
  • ralladura de limón (también creo que me quedé un poco escasa, la próxima vez mas)
  • 6 gotas de extracto de vainilla (creo también que puede admitir más)
Topping:
  • 120 g de crema agria
  • 15 g de azúcar
  • 3 gotas de extracto de vainilla

Primero hice la base triturando las galletas junto con el azúcar y mezclandolo bien con la mantequilla derretida. Puse esta mezcla en el molde, sobre un papel de hornear, toda bien prietita, y después reservar en el frigo.

Puse en horno a calentar en 180º con calor arriba y abajo, y comencé con el relleno. Rallé el azúcar con las pieles de limón y posteriormente lo uní en la batidora junto con el queso fresco y la harina. Batí durante 2 minutos y fui agregando los huevos uno a uno. Posteriormente la vainilla y la nata.
Cuando está todo bien incorporado se vuelca sobre la base reservada y al horno. Primero 15 minutos a 180º y luego una hora y cuarto a 120º.

Se saca del horno y mientras se templa un poco se va preparando el topping.
Se mezclan bien la crema agria con el azúcar y la vainilla y se vierte encima de la masa anterior, que ya da un aspecto bastante cuajado.
Volvemos a meter al horno 15 minutos mas a la temperatura anterior y una vez transcurrido este tiempo, se apaga el horno y dejamos enfriar dentro con la puerta abierta.
Una vez fría a la nevera. Necesita unas horas de frío para estar perfecta.

¡Buen provecho!
Print
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...