viernes, 25 de noviembre de 2011

Masa sablé - Tarta de avellanas y Nutella


Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de noviembre nos invita a preparar un masa básica en pastelería: pasta sablé.


Vaya lío con las masas quebradas!!! Antes de decidirme por alguna receta en sí, traté de informarme sobre la diferencia entre la masa brisée y la sablée y lo que llamamos masa quebrada y después de leer distintas opiniones no llegué a mucho en claro pero en mi cabeza se ha quedado la idea de que la masa quebrada la podemos hacer con o sin huevo y con o sin azúcar dependiendo de su uso. Y al final después de tanto lío, hice la receta que proponían desde el foro de whole kitchen y la verdad es que no ha quedado nada mal. Lo único, yo la deje (por conveniencia) un par de horas en el frigo antes de estirarla y no veas lo que me costó, así que menos frigo. Pero quitando ese detalle la masa es sí no fue difícil de hacer.
Os dejo mi receta:
Ingredientes masa quebrada:
  • 250 gr de harina 
  • 150 gr de mantequilla
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de leche fría
  • 1 cucharilla de café de levadura química
Ingredientes crema de nutella:
  • 80 ml leche 
  • 80 ml nata liquida
  • 300 gr nutella
  • 3 huevos
  • 120 gr de avellanas tostadas sin sal
Para preparar la masa quebrada sacaremos la mantequilla del frigo como media hora antes de ponernos en marcha, no debe estar muy fría ni muy templada. La cortaremos en cuadritos.
Tamizamos la harina con la levadura y la sal, y la mezclamos con la punta de los dedos con los daditos de mantequilla. Tiene que quedarnos como una especie de arena. 
Llegados a este punto echamos el huevo y la leche y vamos incorporando todo a la masa. No se debe amasar demasiado, en 3 minutos debería estar lista. Formamos una bola, envolvemos con film y dejamos en el frigo media hora.
Mientras tostaremos las avellanas en una sartén. Y preparamos la crema de Nutella. Calentamos sin que llegue a hervir la leche y la nata. Añadimos la nutella y removemos hasta que se homogeinice. Añadimos los tres huevos y volvemos a mezclar. No lleva mucho tiempo, un par de minutos, ya que no debemos incorporar aire a la mezcla.
Estiramos la masa con ayuda de un rodillo hasta dejarla de un grosor de unos 3 mm, y forramos un molde engrasado previamente con mantequilla, ponemos encima un papen de horno y unos garbanzos y la horneamos a 180 º durante 15 minutos.
Sacamos y retiramos los garbanzos, vertemos sobre nuestra tartaleta la crema y también las avellanas y la horneamos por 20 minutos mas.
Listo!




Print

martes, 25 de octubre de 2011

Brioche

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de octubre nos invita a preparar un bollo clásico francés: un brioche.

Me encantan los brioches, pero curiosamente me gustan más los comerciales. Me encanta su textura en capas de masa, estilo croissant. Por mas que intento imitarlos nunca me salen, siempre parecen más un bollito suizo o de leche. Todavía no he encontrado la receta adecuada o quizá la harina o quizá el tiempo de amasado.
Esta vez miré la receta en esta pagina y traté de imitar a este hombre en su manera de amasar, y fue terriblemente pringoso y varias veces a lo largo del proceso me arrepentí de todo. Finalmente, aunque parezca mentira, llega un momento que la masa se vuelve manejable, y el orgullo que he sentido a sido inmenso. Pero todo en vano. Estaba muy rico y esponjoso, pero no se parecía al brioche de mis sueños.
Tendré que seguir intentándolo, seguramente me quedé un poco corta con el tiempo de amasado.
Encima va y se me tuesta demasido... Bueno os dejo la receta, por si queréis probarla, rica está.
Ingredientes
  • 265 gr de harina panificable
  • 130 gr de mantequilla
  • 170 gr de huevos
  • 30 gr de azúcar
  • 7 gr de levadura fresca
  • una pizca de sal
  • 60 gr de uvas pasas
  • 20 cc de licor de naranja
  • 50 gr de azúcar glass
  • 3 cucharadas de agua
Ponemos a remojar las pasas junto con el licor y reservamos.
Hacemos dados la mantequilla y la reservamos en el frigo.
Mezclamos en un bol la harina con la levadura, desmenuzandola junto con la harina, También añadimos la sal y el azúcar.
Añadimos los huevos y comenzamos a mezclar todo hasta formar una masa homogenea. 
Una vez llegado a este punto, comenzamos a amasar según el método Bertinet hasta que la masa coja un aspecto liso.
Añadimos la mantequilla, envolvemos con la masa y continuamos con el amasado hasta que la masa deje de ser pegajosa.
Dejamos reposar hasta doblar volumen cubierta a temperatura ambiente.
Pasado el primer levado damos forma mas o menos rectangular sin manipular demasiado la masa y distribuimos por la superficie las pasas escurridas. Formamos un rulo, que cortaremos en seis trozos y estos los distribuiremos en un molde pequeño engrasado.
Cubrimos y dejamos reposar de nuevo hasta que vuelva a doblar el volumen. Pintamos la superficie con huevo batido.
Metemos al horno, 10 minutos a 200º y 10 minutos a 180º.
Dejamos reposar 5 minutos fuera del horno y desmoldamos. Mientras preparamos una glasa mezclando el azúclar glass, el licor de naranja escurrido de las pasas y unas cucharadas mas de agua si precisara.
Y se la repartimos por la superficie.
Print

martes, 18 de octubre de 2011

Gulash

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de octubre nos invita a preparar un clásico de la cocina húngara: Gulash
En casa casi todas las semanas comemos carne guisada, así que ha sido un placer probar a innovar un poco con esta receta típica de Hungría con un sabor ligeramente picante y marcado por el pimentón. Es una receta facilona, eso sí, hace falta tiempo para hacer la carne. También se podría acortar usando la olla a presión.

Ingredientes:
  • 500 gr de carne de ternera para guisar
  • 1 cebolla grande
  • 1 zanahoria grande
  • 2 patatas medianas
  • 100 ml de vino blando
  • 200 ml de caldo
  • 1 cucharada de pimentón
  • una punta de cucharita de pimiento de Espelette, o una puntita de pimienta cayena
  • sal y pimienta
  • aceite 
  • una cucharada de harina 
Salpimentamos la carne ya partida en pedazos y limpia de nervios y grasillas. La pasamos por harina y la doramos con un poco de aceite a fuego fuerte. Reservamos en la cazuela.
Picamos la cebolla y la sofreimos en la misma sartén que anteriormente hicimos la carne. Añadimos también a la cazuela. 
Ponemos esta cazuela a fuego moderado y añadimos el pimentón y el pimiento de Espelette, también el vino blanco. 
Dejamos evaporar un par de minutos y añadimos el caldo, y ya dejamos que se vaya haciendo a fuego lento durante una hora o hasta que la carne esté tierna. 
A media cocción añadimos la zanahoria y las patatas troceadas.
Se puede acompañar de crema agria ( a mí se me despistó) 


Y ya tenemos lista la receta, espero que os guste.
Print

domingo, 25 de septiembre de 2011

Crumble de pera y moras

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de septiembre nos invita a preparar un postre clásico británico: crumble
Un rico postre que para mí ha sido toda una novedad, y además muy grata porque me ha encantado y pienso repetirlo mas de una vez. Delicioso el olor de hornear mantequilla, una de mis debilidades, y ademas como puedes variar el relleno, se pueden hacer muchas versiones diferentes.
Ésta la hice ya hace unos días, cuando todavía había moras en el campo, y aunque no se porqué siempre me da pereza usar peras en los postres, la verdad es que la combinación quedó riquísima y es muy muy recomendable. Se suele acompañar de algo fresquito, y nosotros lo hicimos de un poco de cuajada con miel. Estaba delicioso.

Ingredientes para 2-3 raciones:

-          1 pera grande
-          20 moras
-          80 g de mantequilla
-          50 g de harina
-          80 g de azúcar moreno
-          1 pizca de sal
-          Una cucharilla de almendra molida
-          Una cucharilla de café de semillas de amapola

Pelamos y trocemos la pera en gajos y la ponemos a caramelizar en una sarten antiadherente con 30 g de mantequilla y 30 g de azúcar espolvoreada por encima, a fuego moderado y durante unos 10 minutos.
Mientras, ponemos a calentar el horno a 180º con calor arriba y abajo.
Tambíen prepararemos las migas de masa poniendo la harina en un recipiente en forma de volcan, la mantequilla restante fría en daditos en el medio, y también el resto de azúcar espolvoreado por encima. Se mezcla todo formando una especie de arena o migas con la punta de los dedos. No hay que llegar a calentar demasiado la mantequilla, si no se formara una bola de masa.
Ponemos la pera caramelizada junto con las moras mezcladas en un recipiente para el horno, repartimos las migas de masa por la superficie, la almendra molida, un cucharita de azúcar y las semillas de amapola y horneamos hasta que la superficie aparezca dorada, alrededor de 25 minutos.
Print

domingo, 18 de septiembre de 2011

Pizza fina de quesos e higos

Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de septiembre nos invita a preparar un clásico de la cocina italiana, pizza.

¡Qué rica y qué versátil es la pizza! En casa gusta mucho y casi todas las semanas cae una. Todavía ando buscando la base para pizza ideal, me gusta que sean finitas y con toque crujiente y casi cada semana cambio de receta. Esta que os presento está hecha sin levadura, ya que no me gusta que haga como miga. En lugar de agua le he puesto cerveza, pero la verdad es que aunque la he dejado unas horas no ha fermentado nada, así que no se si merece la pena la espera.
Para la crujientud es importante, ya no sé dónde lo leí, pero funciona, utilizar harina de arroz a la hora de manipular y sin extender la masa. Otro truco que todavía no he probado consiste en sustituir como una quinta parte de la harina por sémola, en otra ocasión lo pruebo seguro.
Ingredientes:
  • 200 gr de harina aproximadamente
  • 125cc de cerveza
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharilla de sal
  • 1 cucharilla de azúcar
  • mozzarella
  • quesos varios
  • 1 higo
  • 2 cucharadas de tomate triturado
  • 1 rama de cebollino
  • harina de arroz 
Colocamos la harina haciendo un volcán, echamos los líquidos en medio junto con el azúcar y la sal. Amasamos hasta integrar todos los ingredientes y la masa quede manejable.
La cubrimos con un trapo humedecido y dejamos reposar a temperatura ambiente durante media hora.
Enharinamos una superficie y el rodillo con harina de arroz y estiramos la masa hasta dejarla lo mas fina posible.
Colocamos la masa en un molde y pinchamos la superficie con un tenedor. Extendemos la salsa de tomate, repartimos los quesos por la superficie y adornamos con el cebollino picado. Finalmente también colocaremos el higo hecho lonchas .
Horneamos a 210º con calor mas fuerte en la parte de abajo. En unos 20 minutos estará lista.
Espero que os guste y si os animáis a hacerla que os guste mucho. Gracias por leerme.
Print

lunes, 25 de julio de 2011

Trifle de fresas y vainilla

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de julio nos invita a preparar un postre clásico británico: trifle

Un postre nuevo para mí, lo había visto y oído hablar pero nada más, aunque mi pareja si lo había probado y parece que mi versión se acerca bastante a lo que él conocía. Quizás la próxima vez que repita le pongo alguna fruta más. Tenía pensado ponerle también kiwi, pero no sé porqué al final se me despistó.
Está muy rico y al llevar fruta fresca resulta muy refrescante. Seguro que repetiré con distintas versiones. Además yo soy una fan incondicional de las recetas en vasito ya que las haces con antelación y en el último momento no tienes que andar con engorros de servir y que se desmorone el postre. Aunque bueno, si queréis podéis hacer la receta en versión gran vaso.
Como la receta está más rica dejándola bien reposar, para que el bizcocho se empape bien, he mezclado la nata con mascarpone, de forma que le de mas consistencia y aguante mejor, y la verdad es que pasó la prueba, ya que al día siguiente se mantenía todavía con la forma.
Os dejo con la receta:

Ingredientes: 
  • Bizcocho para emborrachar
  • 250 gr fresas laminadas
  • 200 gr de azúcar
  • una cucharita de gelatina en polvo  o una lámina
  • zumo de medio limón
  •  300 ml de natillas, podéis usar la base del helado que explico aquí
  • 50 gr de mascarpone
  • 200 ml de nata del 35%
  • arándanos para adornar 
  • esencia de vainilla 
Empezamos preparando las natillas para dejarles tiempo de que se templen. También podríamos utilizar las comerciales. 
Laminamos las fresas y las dejamos macerar una horita con 40 gr de azúcar y el zumo de limón.
Cortamos el bizcocho en cachitos o láminas del tamaño de nuestro molde con el fin de cubrir la base de éste.
Ponemos la gelatina a remojar en 50cc de agua fría. Si utilizamos una lámina añadiremos estos 50 cc de agua más a la preparación del almíbar.
Colamos y dejamos escurriendo las fresas un minutito y con el juego que soltaron mas 60 gr mas de azúcar mas 50 cc de agua lo ponemos en un cazo y llevamos a ebullición. Una vez bien disuelta el azúcar sacamos del fuego y añadimos la gelatina con su agua y revolvemos hasta disolver. No debe quedar un almíbar demasiado espeso.
 Montamos la nata junto con el mascarpone, 100 gr de azúcar (mejor ya molida) y unas gotas de esencia de vainilla. También habremos añadido una cucharita de esencia tanto a las natillas como al bizcocho a la hora de prepararlos.
Y ya solo nos queda montar el postre: empapamos el bizcocho de la base con el almíbar de fresas. Colocamos unas cuantas fresas laminadas, cubrimos con natillas y encima una capa de la crema. 
Volvemos a aplastar un poco con otra capa de bizcocho y repetimos la secuencia anterior. 
Al final para adornar ponemos los arándanos sobre la capa de crema.
Dejamos reposar y enfriar al menos 4 horas.

Print

sábado, 23 de julio de 2011

Bizcocho para rellenar/emborrachar

Esta es la típica receta de bizcocho para emborrachar o para hacer capas de relleno, ya que absorbe muy bien los líquidos que le rodean y tiene una buena consistencia, no se desmiga con tanta facilidad como otros bizcochos. También se puede usar para hacer brazos gitanos, todo depende del molde en el que lo hagamos...
La receta, tal cual está, es para golosos, yo si se que lo voy a emborrachar con algún almibar o con otro líquido bastante dulce le reduzco la cantidad de azúcar.
La foto no le hace justicia, cuando lo repita editaré.
Ingredientes:
  • 120 gr de azucar glass
  • 3 huevos
  • una pizca de sal
  • 120 gr de harina de repostería 
Separamos las yemas de las claras y batimos las yemas con el azucar molida hasta que blanqueen. Podemos añadir aquí algun aromatizante como esencia de vainilla.
Montamos las claras con la sal hasta casi punto de nieve y las mezclamos delicadamente con la mezcla de yemas y azúcar.
Finalmente vamos incorporando poco a poco la harina tamizada y con movimientos envolventes vamos haciendo la mezcla, sin estar demasiado tiempo.
Metemos al horno, a 180º con calor arriba y abajo y el tiempo depende un poco del molde. Para un molde redondo por ejemplo unos 20 minutos, pero si es extendido en la bandeja del horno para hacer brazo gitano bastarían 10 minutos. Recordad engrasar el molde antes.
Print

lunes, 18 de julio de 2011

Paella

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de julio nos invita a preparar un clásico de la cocina española, la Paella.

Que rica y versátil la paella. Yo casi siempre preparo el arroz de esta manera, pero complicandome menos. Esta vez he intentado imitar la paella valenciana en la medida de lo posible, hacerla un poco mas cuidada y la verdad es que ha quedado deliciosa, además tenía pendiente publicar esta receta para  hacerla llegar a la familia en México así que perfecto.
La he hecho de pollo y mañana repetiré con una de marisco, pero en realidad lo que me encanta es aprovechar los restos que quedan por el frigo de platos anteriores. La verdad es que me gusta de todas las maneras.
Los que no la conozcáis animaros, y cualquier duda que tengáis la espero en los comentarios.
Ingredientes:
  • 500 gr de arroz tipo bomba
  • doble de volumen de caldo (depende un poco de lo que pida el arroz)
  • 2 muslos de pollo
  • 1 puerro
  • una rama de apio
  •  1 litro y medio de agua
  • aceite
  • 2 huevos duros 
  • 2 salchichas
  • 1 tomate
  • una cucharilla de café de pimentón
  • unas hebras de azafrán
  • un puñado de vainas
  • 3 cucharadas de guisantes
  • sal 
Primero prepararemos el caldo hirviendo en l agua los muslos de pollos con el puerro, la rama de apio, las vainas troceadas y sal, durante una hora. Para hacerlo mas fácil podemos usar caldo comercial.
Colamos el caldo, entresacamos la carne de los muslos y reservamos las vainas.
Ponemos las hebras de azafrán a remojar en una tacita con un poco de caldo caliente. Ponemos a cocer los huevos.
Calentamos en una cazuela ancha el aceite y echamos los trozos de pollo y las salchichas también troceadas (se pueden sustituir también por algún chorizo fresco o por txistorra), que se doren un poco.
Mientras vamos pelando y rayando o cortando pequeñito el tomate. Hacemos un hueco en el centro de la cazuela y echamos el tomate y el pimentón, con cuidado de que no se quemen mucho.
Volvemos a hacer un hueco en el medio y echamos el arroz, que previamente habremos medido con una jarrita.
Sofreímos el arroz junto con los otros ingredientes un par de minutos a fuego medio-fuerte, y añadimos el doble de volumen de caldo que el arroz. El caldo tiene que estar de templado a caliente. 
Añadimos también las vainas, los guisantes, el azafrán, los huevos duros cortados en mitades y repartidos mas o menos estéticamente por la cazuela, ya que no vamos a remover durante la cocción. 
Comprobamos de sal, que va incorporada en el caldo y durante los primeros 8 minutos dejamos que se haga a fuego bastante fuerte. Posteriormente 7 minutos mas con el fuego al mínimo. Y para finalizar la dejamos reposar 5 minutos tapada con un trapo.

Y esto es todo, puede parecer un poco complicada, pero el resultado merece la pena. Que la disfrutéis!
Print

viernes, 1 de julio de 2011

Quiche de manzana

Esta es una tarta de manzana diferente, inspirada en las quiche saladas, pero en su versión dulce, perfecta para un picnic. Yo la llevé a la hoguera de San Juan y fue todo un éxito. La receta la vi publicada en una revista francesa y con alguna pequeña modificación aquí la comparto con vosotr@s.
Ingredientes:
  • 2 manzanas reinetas
  • rayadura de limón
  • 4 huevos
  • 200 ml de nata liquida
  • 100 gr de mantequilla
  • 200 gr de harina
  • 120 gr de azúcar glass
  • aroma de vainilla
  • 2 cucharadas de semillas de amapola
  • canela en polvo 
  • una pizca de sal
  • almendras fileteadas 
Habremos sacado 30 minutos antes la mantequilla del frigo, la cortaremos en dados y llegado el momento la mezclamos con la harina en un bol  hasta formar una especie de pasta arenosa.
Hacemos un hueco en el centro y añadimos uno de los huevos, el aroma de vainilla, 20 gr del azúcar, la pizca de sal y las semillas de amapola. Mezclamos hasta que todo se incorpore bien, pero sin extendernos demasiado en el amasado.
Formamos una bola, la cubrimos con film y al frigo 30 minutos mínimo.
Mientras, pelamos y quitamos el corazón a las manzanas y hacemos gajos un poco gorditos, las rebozamos en el azúcar glass.
Pasado este tiempo ponemos a calentar el horno a 210º, calor arriba y abajo y preparamos un molde con papel para hornear o untado con mantequilla.
Estiramos poco a poco la pasta hasta dejarla de un grosor de 4 mm aproximadamente. Forramos con ella el molde, lo rellenamos con los gajos de manzana formando un círculo y lo horneamos durante 10 minutos.
Mientras prepararemos la mezcla de los huevos mezclados ligeramente con la rayadura de limón, el azúcar glass sobrante de las manzanas  y la nata. No batir demasiado, no nos interesa que se formen burbujas de aire, justo que esté bien mezclado.
Vertemos esta mezcla en el molde tras el primer horneado y espolvoreamos por encima con azúcar granulada, las almendras fileteadas y canela en polvo.
Horneamos durante 25 minutos mas.
Podemos comerla templada o fría.
Hacedla! seguro que la disfrutais...
Print

miércoles, 25 de mayo de 2011

Clafoutis

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de mayo nos invita a preparar un clásico de la cocina francesa, Clafoutis.
Mi primera vez también, el reto de esta semana, así que me decidí a hacer la receta clásica con cerezas, además sin quitarles el hueso ni nada, y la verdad hay que decir que no quedó nada engorroso, salía con mucha facilidad luego, y sabiéndolo que ahí estaba no había problema alguno.
Queda una receta es muy vistosa, fresquita y muy sencilla.
Yo no soy muy aficionada a las cerezas, pero quedan suaves una vez horneadas y dan mucha jugosidad al pastel. Tenía mis dudas pero también les gustaron a los niños. Al peque no, que no se mete una fruta nueva en la boca ni en forma de pastel, pero eso ya me lo esperaba.
Seguí la receta propuesta así que tampoco aporto ninguna novedad, aquí os la dejo:

Ingredientes:
• 500 g de cerezas
• 100 g de azúcar en polvo
• 125 g de harina
• 1 pizca de sal
• 3 huevos
• 30 cl de leche
• Azúcar glas para decorar
Primero molemos el azúcar si no lo tenemos ya hecho, y con la mitad de este dejamos las cerezas ya limpias y sin rabito durante media hora reposando.
Mezclamos el resto de los ingredientes, primero la harina tamizada con el azúcar restante y la sal y luego añadimos los huevos semibatidos y finalmente la leche.
Ponemos en un molde engrasado con mantequilla y metemos al horno previamente calentado a 180º durante 30-40 minutos, yo en moldes pequeños pero un poco profundos los tuve 35 minutos.
Antes de servir, a mi me gustan más bien fríos, espolvoreamos con azúcar glas.
Y ya solo queda disfrutarlos...

Print

miércoles, 18 de mayo de 2011

Pollo Tikka Masala

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de mayo nos invita a preparar un clásico de la cocina asiática, Tikka masala.
Este mes toca receta asiática. He de decir que cuando leo recetas de este tipo no me siento para nada atraída, me resultan difíciles, dudosas y en la mayoría de las ocasiones siempre hay algún ingrediente que falta, cosa que puede resultar clave (o no) en el resultado final de la receta y siempre se quedan ahí sin preparar.
Esta vez me he tenido que animar sí o sí, no podía faltar al reto salado de este mes, y el resultado ha sido delicioso, me ha encantado. Así que voy a hacer un esfuerzo y trataré de hacer alguna receta asiática mas.

He seguido la receta propuesta de Jamie Oliver, aunque me he hecho yo la pasta tikka, ya que en el comercio solo encontré la salsa ya preparada.

Ingredientes
(2 raciones grandes)
2 pechugas de pollo a daditos
1 cebolla mediana
1 chile rojo fresco
Tallos de cilantro
Jenjibre fresco en finas laminas ( no mucho)
Aceite de cacahuete (o de alguna otra semilla)
100 g Pasta Tikka Masala (mas abajo la receta)
2 tomates pelados y troceados
100 ml de agua
1 yogurt natural
200 ml de leche de coco
Almendras fileteadas y tostadas
Sal y pimienta al gusto
Empezamos dejando el yogurt escurriendo con una tela o malla fina para que vaya perdiendo el suero.
Tostamos las almendras, a fuego medio bajo, sin nada de aceite y revolviendo frecuentemente para que no se tuesten demasiado, solo ligeramente doradas. Sacamos y reservamos.
Ponemos en la misma sartén a pochar la cebolla en un poco de aceite junto con el chile en cachitos y los tallos de cilantro picaditos.
También pelamos y lamimanos finamente el jenjibre, hay que tener cuidado de no pasarse de cantidad por el picor, como un dadito. Lo añadimos también al sofrito.
Vamos cortando la pechuga en dados y en 10 minutos aproximadamente el sofrito estará listo y se la podremos añadir junto con la sal y la pimienta.
Añadimos también la pasta tikka y revolvemos bien a fuego medio para que se intengren bien todos los componentes. Añadimos el tomate bien escurrido y cortado a daditos, y también el yogurt y el agua. Y dejamos hacerse durante diez minutos a fuego medio.
Pasado este tiempo tiene que quedarnos una mezcla algo espesa, y ahora bajaremos el fuego y le añadimos la leche de coco, revolvemos hasta integrar, corregimos de sal y pimienta y dejamos que se haga a fuego lento durante 10 minutos mas, revolviendo de vez en cuando.

Pasta Tikka Masala
Si os pasa como a mí, que no la encontré os animo a que os la hagais vosotros mismos, la única dificultad que tiene es encontrar todos los ingredientes, pero por lo demás no es difícil, y el sabor de las especias recién tostadas y molidas le da un plus a la receta.
Entre los ingredientes de la receta propuesta (también de Jamie Oliver) está el Garam Masala que tras investigar por la red descubrí que se trata de un molido de distintas especias previamente tostadas, así que también me animé a hacerlo, y aunque yo simplemente las machaqué con el mortero, os aconsejaría que si podeis lo hicierais con con molinillo de café por ejemplo, el resultado será más fino.
Las cantidades son aproximadas para gastar la pasta con la receta de arriba, si quereis que os quede para otra ocasión haced más.

Ingredientes Garam Masala:

1 cucharada de semillas de cilantro (coriandro)
1 cucharilla de cominos
½ cucharilla de granos de pimienta negra.
½ cucharita de jenjibre molido
2 semillas de cardamomo
1 clavo
½ cucharita de canela molida (o si podeis molerla mejor un cacho de ramita)
1 hoja pequeña de laurel
Nuez moscada rayada.
Tostamos en una sartén sin aceite a temperatura media y con cuidado que no se quemen las especias que no son en polvo. Las reservamos y dejamos enfriar. Sacaremos las semillitas del cardamomo de dentro de su vaina, y las moleremos junto con todas las demás.
Añadimos las especias en polvo y ya listos para continuar con la receta de la pasta tikka.

Ingredientes pasta Tikka: 
  • 1 dientes de ajo prensado
  • un cubito de jenjibre fresco pelado y prensado
  • una guindilla cayena
  • 1 cucharilla de pimentón ahumado
  • Mezcla de especias garam masala (ver arriba)
  • un pizca de sal
  • una cucharada de aceite de cacahuete
  • 1 cucharada de concentrado de tomate
  • 2 guindillas rojas frescas
  • un poco de cilantro fresco picado
  • 1 cucharilla de coco seco rayado
  • 1 cucharilla de almendras molidas
Unimos todos los ingredientes al mortero donde teníamos machacadas las especias anteriores del garama masala y vamos mezclando todo hasta formar una pasta lo mas homogenea posible. 

Aunque es una cantidad pequeña nos podemos ayudar de algún procesador para que quede mas fina. 
... Y así hice mi receta, quedó larga y parece complicada, pero en realidad no me llevó mucho mas de una media hora larga. Os la recomiendo.
Print

lunes, 25 de abril de 2011

Bavarois de choco y coco

Whole kitchen en su propuesta dulce para el mes de abril nos invita a preparar Bavarois.


La propuesta de este mes es muy rica, y tiene muchas posibilidades. Yo me he decantado por esta combinación que siempre es muy atractiva. No queda excesivamente dulce así que si a vosotros os gustan las cosas dulces yo le añadiría como 20 gr mas de azúcar a cada mezcla, aunque así estaba muy buena. Hay que tener un poco de ojo con la cantidad de gelatina, a mí la crema de chocolate me quedó demasiado blanda para esta receta, que tenía que soportar encima la otra crema, algo mas densa, pero os lo he correjido en la receta, os dejo con ella:
Ingredientes:
Bavarois de coco:
  • 200 ml de leche de coco
  • 1 huevo grande
  • 65 gr de azucar
  • 50 gr de coco rayado
  • 1 cucharita de gelatina en polvo
  • 25 ml de agua
  • 200 ml de nata montada
Bavarois de choco: 
  • 170 gr de chocolate 70%
  • 150 ml de leche
  • 1 huevo grande
  • 50 gr de azucar
  • 2 cucharillas de gelatina en polvo 
  • 25 ml de agua
  • 200 ml de nata montada 
Empezamos poniendo a calentar a fuego suave la leche de coco con el coco rayado. Mientras batimos el huevo con el azúcar, hasta que quede espumoso y haya aumentado su volumen. (En Thermomix 3 min vel 3,5 y con las varillas) 
Añadimos poco a poco la leche de coco al huevo batido y cuando esté bien incorporado lo llevamos al fuego suave, dandole vueltas durante unos minutos  hasta que engorde. No debe llegar a hervir. (En Thermomix 6 min, 90º, vel 1,5 y con las varillas puestas)
Ponemos a hidratar la cucharita de gelatina en el  agua que debe estar tibia, y el cuenquito donde lo hagamos dentro de otro mas grande lleno de agua muy caliente, hasta que esté completamente disuelta. Añadiremos ésto a la mezcla anterior.
Dejamos todo que se temple, cubierta con film la superficie.
Montamos la nata, y se la añadimos a la crema anterior cuando esté templada. Vertemos en el molde de nuestra elección y dejamos reposar en el congelador mientras hacemos la otra parte de la receta, como 30 minutos.
Procedemos de forma identica para la bavarois de chocolate, solo que derritiremos éste junto con la leche mientras vamos montando el huevo con el azúcar. El resto es igual.
Posteriormente lo vertimos encima de la mezcla de coco  ya dejamos todo reposando en el frigorifico. Necesita unas cuantas horas, así que mejor hacerlo de un dia para otro.
A la hora de desmoldarlo, si resulta dificultoso, puede ser util sumergir el molde unos segundo en  agua caliente.
Contadme si la haceis y si teneis cualquier duda, ya sabeis, a preguntar...
Print

lunes, 18 de abril de 2011

Focaccia de aceitunas negras y ajo.

Whole Kitchen en su propuesta salada para el mes de abril nos invita a preparar Focaccia.
Esta es mi focaccia, aunque me da un poco de vergüenza llamarla así, ya que no se si se parece mucho a una original. Es la primera vez que la hago, y estuve buscando alguna receta por ahí... pero me quedó sequísima la masa, así que le añadí algo mas de agua (como para igualar a la cantidad propuesta por Whole Kitchen), pero entonces me quedó tan blanda y pegajosa que fue muy difícil amasarla, así que me limité a verterla en la bandeja del horno y dejarla levar... A la hora de hacerle los característicos deditos hundidos fue imposible, eso se pegaba tooodo, así que la horneé tal cual. De sabor si que ha quedado muy rica, todo hay que decirlo.
Os pongo la receta mas o menos corregida. Prometo repetir y editar.

Ingredientes:
  • 580 g de harina
  • 300 ml de agua
  • 6 g de levadura seca de panadero
  • 2 cucharitas de sal
  • 70 ml de vino blanco
  • 70 ml de aceite de oliva
  • 100 g de aceitunas negras
  • 2 dientes de ajos machacados 
Dejamos la levadura hidratandose en un bol con el agua, durante 5 minutos. 
En otro bol mas grande colocamos la harina con la sal en forma de volcán. Vamos añadiendo el agua y posteriormente el vino y el aceite. reservamos 10 ml de éste para huntar la superficie de la masa antes de hornear.
Vamos mezclando la harina a la vez que vamos añadiendo los líquidos. Amasamos durante 10 minutos. Al final del amasado añadimos las aceitunas partidas y la dejamos cubierta con un trapo reposando durante 20 minutos.
Volvemos a amasar ligeramente y la colocamos estirándola en una bandeja aceitada. Volvemos a cubrir, y dejamos reposar durante una hora. Marcamos la superficie con los dedos y marcamos los dedos por toda la masa, untamos con aceite y repartimos el ajo machacado por toda la superficie.
Horneamos durante 30 minutos a 200º. Al acabar dejamos enfriar en una rejilla. 
Esta muy rica con mantequilla, como pan de acompañamiento, con anchoas, con queso,... hemos disfrutado de este rico pan durante estos días...
Print

jueves, 31 de marzo de 2011

Financiers de frambuesa y chocolate blanco

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Marzo nos invita a preparar un clásico de la gastronomía francesa, Financiers.

Interesante propuesta la de este mes, la verdad es que no conocía estos pastelitos... La receta, por variar un poco la cogí de aqui, ya que aseguraba ser la mejor receta, y la verdad es que en las fotos se les ven una pinta inmejorable, pero creo que la próxima vez lo intentaré con menos mantequilla.
Interesante también lo de 'requemar la mantequilla', no lo conocía tampoco y aunque tengo mis dudas, creo que conseguí hacerlo. También probaré a utilizar la mantequilla de esta manera en otras recetas, ya que queda con un aroma muy especial.
Ingredientes:
  • 150 g de mantequilla semisalada
  • 50 g de harina
  • 150 g de azúcar glass
  • 50 g de almendra molida
  • 5 claras de huevos
  • 100 g de chocolate blanco
  • 75 g de frambuesas
Ponemos la mantequilla en un cazo y a fuego medio-alto dejamos que se derrita y se requeme el suero, hasta que tome un color dorado. Colamos y dejamos enfriar.
Troceamos el chocolate, glaseamos el azúcar, y le añadimos a ésta última la harina y las almendras molidas, mezclamos bien y reservamos.
batimos durante un par de minutos la claras y las vamos incorporando poco a poco a la mezcla anterior.
Añadimos también la mantequilla reservada y por último el chocolate troceado.
Ponemos en moldes y adornamos con las frambuesas.
El horno lo tendremos precalentado a 180º y meteremos nuestros moldes durante 20 minutos, lo ideal es que queden doraditos.
Espero que os gusten.
Print

martes, 29 de marzo de 2011

Mini-cakes de queso y hierbas

Son deliciosos...
Es una receta que tenía pendiente y no acababa de animarme, siempre la posponía y el otro día porfín me animé y he quedada encantada con el resultado. Os la recomiendo.
Están ricos recién horneados y también en frío, muy adecuados para una merienda en el campo. Son un poco húmedos, jugosos.


La receta la sequé del libro de Thermomix 'Simplemente espectacular' y sólo le añadí cebolla frita, esa que venden como en escamas, y le dio un punto muy bueno.
Ingredientes: 
  • 100 g de bacon
  • 6 tomatitos secos o en aceite
  • 100 g de queso enmental rayado
  • 3 huevos
  • 30 g de leche 
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharada de cebollino picado
  • 1 cucharada de eneldo picado
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 100 g de harina
  • 1 cucharada de levadura Royal
  • 40 g de cebollitas fritas 
Ponemos los tomates a escurrir, si es que éstos son de los que vienen en aceite. Si solo están deshidratados los picamos fino (en thermomix 6 sg vel 7) y los ponemos en un bol con agua caliente.
Colocamos el bacon entre papel absorvente de cocina y lo metemos al microondas a máxima potencia hasta que esté crujiente. En el mío que es un poco 'flojo' le costó 8 minutos, pero eso depende también del grosor de las lonchas o de los taquitos.
Ponemos a precalentar el horno, yo los hice con aire caliente a 160º, si poneis calor arriba y abajo, subirlo hasta 180.
Si no está rayado el queso, lo podemos hacer durante 10 sg a velocidad alta.
Troceamos el bacon ya frito, aplastandolo envuelto en un trapo con un vaso de cristal (3 se vel 4)
Batimos los huevos durante unos minutos. Añadimos la leche y la mantequilla en pequeños trozos. Mezclamos bien (15 sg vel 3)
Incorporamos las hierbas, la cebolla, los tomates escurridos, el queso y el bacon (10 sg vel 3). Agregamos la harina y la levadura y acabamos de mezclar bien con la espátula.
En moldes individuales vinenen a tardar 25 minutos, en todo caso, hasta que al pincharlos salga seco el palillo.
Ya estoy planeando repetirlos pero sustituyendo el bacon por aceitunas negras...
Cualquier duda que tengáis aquí me tenéis para preguntar.
Print

viernes, 25 de marzo de 2011

Quiche de carne y txistorra

Whole Kitchen en su propuesta salada del mes de Marzo nos invita a preparar un clásico de la gastronomía francesa, Quiche

Hoy no me puedo entretener mucho, creo que llego justo justo para publicar la receta, ha sido un poco un día de locos y con mucha producción en la cocina, que espero iros enseñando poco a poco.
He seguido la receta de la masa quebrada que nos proponían, y el relleno es un poco 'distinto', pero es que hoy quería que se lo cenaran los niños sin tener que discutir demasiado, así que me fui a una opción segura, aunque un poco sosa para mi gusto, carne picada, que les encanta y txistorra para alegrar un poco.
Aunque recomiendo encarecidamente añadir mientras hacemos la carne algún sofrito con cebolla, champiñones, puerro,...
Ingredientes:

Masa quebrada: 
  • 250 gr de harina
  • 150 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • una cucharita de sal
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de leche fría
Relleno:
  • 3 huevos
  • 150 ml de leche
  • 150 ml de nata liquida
  • 300 gr de carne picada
  • 10 cachos de chistorra
  • 100 gr de queso rayado 
  • sal, nuez moscada, pimienta.
Empezaremos haciendo la masa quebrada. mezclamos el huevo en una montaña de harina y la sal hasta tener todo integrado. Añadimos en la mitad del proceso la leche fría. Reservamos una hora en la nevera.
Estiramos la masa hasta que tenga un grosor de 2 mm y la ponemos en el molde, mejor con papel de horno para desmoldar mejor. La cubrimos con papel de horno y llenamos la superficie de garbanzos. Horneamos a 190º durante 15 minutos.
Retiramos los garbanzos y el papel y horneamos a 170º por 5 minutos mas. Reservamos.
Mientras vamos a preparar el relleno. Freímos la carne y la chistorra por separado, y dejamos escurriendo para que no aporten demasiado líquido.Batimos los huevos con la sal y las especias y añadimos la leche y la nata mientras continuamos batiendo.
Ponemos encima de la masa reservada una capa de queso rayado, la carne y volcamos encima la mezcla de huevos y leche. Adornamos con los cachitos de txistorra.
Volvemos al horno a 170º hasta que esté cuajado. A la mía le ha costado como 35 minutos.
Print

viernes, 11 de marzo de 2011

Torta tres leches


Esta tarta me encanta. Es típica de los países latino americanos y ya le he hecho varias veces. La verdad es que es una tarta ideal para los niños debido a la delicadeza de su sabor. Se trata de un bizcocho esponjoso que emborracharemos con una mezcla de leches, como veréis mas abajo en la receta, por lo que queda muy jugoso.

 Es recomendable hacerlo la víspera, y su mayor dificultad, si es que tiene alguna, es que se llegue a empapar bien todo el bizcocho, por lo que es recomendable elegir un molde de modo que el bizcocho quede no muy alto.

En la foto lo veis coronado con un poco de glasa, aunque es mas típico verlo con merengue o nata. Lo que está claro es que pide algún tipo de cubierta por encima para 'tapar' un poco el aspecto del bizcocho desmoldado.

Está basada en la receta que encontré en este blog, aunque le he reducido la cantidad de azúcar y como no me gusta que se escapen las leches al servir la tarta, esta vez le he añadido un poquito de gelatina y tengo que decir que he quedado muy contenta con el resultado, aunque es mas típico verlo flotando en una especie de sopa de leche.

Os dejo la receta:
Ingredientes:
  • Media taza de azúcar (100 g)
  • 3 huevos
  • 1 cucharita de esencia de vainilla
  • una pizca de sal
  • una cucharada de levadura química 
  • 1 taza de harina de repostería ya cernida (150 g)
  • 1/4 de taza de leche (50 ml)
  • 200 ml de nata
  • 250 g de leche evaporada
  • 300 g de leche condensada
  • 3 hojas de gelatina 
Comenzaremos moliendo el azúcar. posteriormente montamos las claras con la pizca de sal y la esencia de vainilla hasta que estén bien duras. Añadiremos poco a poco mientras seguimos batiendo el azúcar y posteriormente las yemas una a una.
Añadimos un tercio de la harina mezclando con movimientos envolventes a mano y luego la leche de golpe. Cuando ésta esté bien incorporada añadimos el resto de la harina y la levadura.
Preparamos un molde pincelandolo con un poco de mantequilla y espolvoreado de harina y el horno a 160ºc. Hornearemos nuestro bizcocho por unos 35 minutos aproximadamente, tiene que salir el palillo bien seco.
Cuando esté listo lo desmoldamos y dejamos enfriar en una rejilla. 
Mezclamos la nata, la leche evaporada y la leche condensada, templandolas un poco sin que lleguen a hervir, y añadimos la gelatina, revolviendo hasta que esté completamente disuelta.
Pinchamos bien por todas partes el bizcocho y lo devolvemos a su molde, y en varias tandas vamos añadiendo la mezcla de las leches, antes de que se hayan enfriado. Dejando que vaya absorviendo poco a poco el líquido.
Y  a reposar unas horas en la nevera. Antes de servir volvemos a desmoldar y adornamos con merengue, nata o glasa la zona superior del bizcocho.
Print

lunes, 28 de febrero de 2011

Crêpes

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Febrero nos invita a preparar un clásico de la gastronomía francesa, Crêpes.

Esta vez no me han pillado las chicas del Círculo Whole Kitchen. Hasta ahora todas las recetas propuestas eran una verdaderra novedad para mí pero los crêpes son una receta habitual en mi casa, casi diria que cada semana hago  una vez. Voy provando distintas recetas, incluso hago anotaciones sobre qué probar o cambiar la próxima vez, así que a falta de una receta definitiva (no sé si algún día la conseguiré), me he decidido por probar la que ellas proponen, y decir que el resultado me ha gustado mucho mucho, aunque como no, ya tengo un par de ideas en mente para intentar mejorar la próxima vez.

Suelo hacerlos de desayuno o merienda y pongo varias opciones de salsa para acompañarlos. Normalmente Nutella diluida con nata (mitad y mitad), azúcar glass, dulce de leche, también diluido, esta vez con agua, miel,  mermelada, mi preferida la de albaricoque, con pocos tropezones y también diluida con agua. Tengo pendiente probarlas con sirop de arce.
Lo del acompañamiento va a gustos, pero a mí me gusta que apenas 'acompañe' al crêpe, simplemente pincelarlo, para no esconder su sabor. Ya que son deliciosos tanto calientes como templados.

Ingredientes:
  • 4 huevos
  • 20 g de mantequilla diluida
  • 200 g de harina
  • 1 vaina de vainilla
  • una pizca de sal
  • 500 cc de leche
  • 40+20 cc de agua
  • dos cucharadas de licor (opcional)
Mezclamos los huevos en un bol, le incormoramos la harina tamiza, la sal, los granitos de la vaina de vainilla.
Añadimos tambien la leche y los primeros 40 cc de agua y mezclamos todo bien, hasta que no queden grumos. Nos podemos ayudar de algun batidor eléctrico.
Finalmente añadimos la mantequilla y el licor, y dejamos reposando por lo menos 2 h a temperatura ambiente.
Pasado este tiempo calentamos bien la plancha a una temperatura media, pincelamos con aceite las dos primeras veces, luego ya no hará falta. Echamos el agua que restaba a la masa y volvemos a mezclar.
Vamos echando la masa con un cacillo y de seguido la repartimos bien con el mismo cacillo por la plancha. Los franceses lo reparten con una especie de mini martillo de madera, pero yo le he cojido el truco así.
Esperamos a que se empiecen a ver los bordes ligeramente tostados y damos la vuelta al crêpe, hacemos por el otro lado hasta que tome un poco de color.
También podemos hacerla en una sartén volteandola para repartir bien la masa nada mas echarla. 

Print

viernes, 18 de febrero de 2011

Pasta Fresca - Cintas a la crema de huevo y gambas

Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Febrero nos invita a preparar todo un clásico de la gastronomía italiana, Pasta Fresca.

Otra propuesta que me asustaba un poco, pero otra prueba superada y la experiencia como para repetir, queda muy rica y no ha resultado nada complicado ni engorroso.
La preparé con una salsa bastante suave, ya que quería que la comieran bien los niños, aunque se le puede añadir guindilla picante para darle un poco mas de personalidad.
Ingredientes: 
(5 raciones ) 
Pasta:
  • 300 gr de harina de repostería
  • 3 huevos
  • una cucharada de aceita de oliva 
  • una pizca de sal
 Salsa:
  • 50 ml de aceite de oliva
  • un diente de ajo
  • 300 gr de gambas ya peladas
  • 20 ml de vino blanco
  • 150 ml de nata líquida
  • 4 huevos duros 
  • sal
  • pimienta cayena (opcional) 
Formamos la masa uniendo la harina los huevos la sal y el aceite. Yo lo hice en la thermomix 45 sg a velocidad 6 y posteriormente 5 minutos en velocidad espiga.
Formamos una bola, la cubrimos con film y reservamos en el frigo durante 30 minutos. Mientras, y durante otros momentos de reposo podemos empezar con la salsa, que tenéis explicada mas abajo.
Pasado este tiempo sacamos la masa y cortamos en tres porciones y vamos estirando cada una de ellas. Habrá que ir enharinando tanto la superficie como el rodillo, pero lo mínimo necesario. Estiramos primero un poco cada porción, sin forzarla, la dejamos reposar unos minutos y seguimos estirándola hasta conseguir que esté lo mas fina posible.
Enrollamos la pasta sobre si misma y cortamos en tiras de unos 5 mm.
Desenrollamos cada tira y la reservamos hasta tener toda la pasta cortada.
La cocemos en abundante agua hirviendo durante 3 minutos. Escurrimos y  mezclamos inmediatamente con la salsa.
Para la salsa ponemos en aceite el ajo laminado a dorarse, a fuego medio junto con la guindilla. Añadimos las gambas y las freímos junto con el ajo durante unos minutos. Retiramos la guindilla. Añadimos el vino blanco y dejamos que se evapore un poco. Bajamos el fuego y añadimos la nata y los huevos duros picados, y dejamos que se haga lentamente por 5 minutos mas. Lista.

Hasta el peque se animó a hacer la pasta.

Print

viernes, 28 de enero de 2011

Masa de hojaldre casero - Palmeritas

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Enero nos invita a preparar todo un clásico de la gastronomía francesa, Masa de Hojaldre.


 El hojaldre es una delicia, otra de mis debilidades. Cuando de niña empezaron a comercializar la masa de hojaldre congelada fue toda una revolución en casa, y mi abuelo me enseñó la forma correcta de amasarlo y hacer los pliegues. Llevaba ya unos meses que habiendo visto recetas por la red, andaba pensando en hacerlo, asi que la propuesta de este mes ha sido toda una delicia. No me ha parecido difícil ni excesivamente trabajoso, y el sabor sí muy delicado, asi que creo que merece la pena hacerlo en casa, y repetiré seguro.
Seguí la receta de Pierre Hermé y las explicaciones de uno de los videos tal y como nos proponían desde Whole Kitchen, y aunque estoy contenta con el resultado la próxima vez lo intentaré con menos mantequilla, ya que las palmeritas quedaron un poco pesadas para mi gusto.



Masa de hojaldre
Ingredientes:
  • 200 cc de agua fria
  • 14 g de sal fina (1 cucharita)
  • 500 g de mantequilla de buena calidad a temperatura ambiente
  • 150 g de harina de fuerza
  • 250 g de harina común
La receta debe realizarse en un ambiente un poco 'fresco', aunque sacaremos la mantequilla unas horas antes del frigo.
Ponemos en un bol las dos harinas, y añadimos la sal disuelta en el agua y mezclamos ligeramente. De los 500 g de mantequilla derretiremos 75 y se los añadiremos a la masa anterior. Amasamos hasta que esté mas o menos todo mezclado homogeneamente y dejamos en el frigo por 2 horas hecho una bola y cubierto con film.
Habrá que ir espolvoreando la superficie donde amasemos y el rodillo con harina, aunque utilizando la mínima necesaria. 
Pasada el tiempo sacamos la bola y le hacemos un corte en cruz, estirando cada lado de ésta y dejando un poco mas grueso el medio. 
Sobre éste pondremos el bloque de mantequilla que nos resta. La mantequilla y la masa deben tener un punto de blandura parecido.
Plegamos los extremos de la cruz hacia el centro, envolviendo la mantequilla y estiramos poco a poco y sin hacer mucha presión, sin que se salga la mantequilla. Una vez estirada hacemos los dos primeros pliegues, es decir, doblamos la hoja de masa en tres y damos un cuarto de vuelta. Volvemos a estirar y volvemos a plegar en tres.
Dejamos reposar la masa así plegado y cubierta con film por dos horas en el frigo.
Volvemos a repetir la operación de estirar y plegar por dos veces más y de nuevo a reposar.
En este punto podemos dejarla unos días refrigerada o congelada y en el momento que se vaya a utilizar le daremos las dos vueltas que nos restan. y lista para utilizar.
Conviene hornearla cuando la masa está todavía fría y el horno bien caliente a 200º. 
Las explicaciones igual no son todo lo claras que me gustaría por lo que os recomiendo buscar algún video en youtube para haceros una idea mas clara. Y si necesitais alguna explicacion suplementaria estaré encantada de dárosla.



Palmeritas
Para hacer las palmeritas es muy sencillo: tras dar las dos ultimas vueltas a la masa volvemos a estirar y la colocamos sobre azúcar moreno espolvoreado sobre la superficie de amasado, también echaremos azúcar por encima. cortamos la masa en dos mitades y las envolvemos longitudinalmente desde ambos extremos hacia el centro. Metemos los dos churros de masa en el frigo durante 30 minutos y ponemos a calentar el horno. Tras ésto cortaremos las palmeritas con 1 cm de grosor mínimo (luego se quedan mas finas) y las rebozaremos en azúcar moreno. Es importante utilizar un cuchillo bien afilada pra que el corte quede lo mas límpio posible. Las disponemos en la bandeja, dejando bastante espacio entre unas y otras y al horno. Yo las hice en dos bandejas por lo que puse el horno a 190º con la función de aire y en 17 minutos estaban estupendas, no demasiado tostadas como a mí me gusta.
Print

martes, 18 de enero de 2011

Souffle de champiñon

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Enero nos invita a preparar todo un clásico de la gastronomía francesa, un Soufflé.
La verdad es que con mi participación el el CWK estoy haciendo recetas que ni se me pasaría por la cabeza intentar, como ésta del souffle, que así de buenas a primeras no me llamaba nada la atención. Mi única experiencia con souffles se remonta a cuando era niña, recuerdo un día que hizo uno mi madre, no recuerdo el sabor, pero sí que me quedé con la sensación de que algo había salido mal cuando aquel pastel derepente se vino abajo.
El de esta vez estaba rico, no lo puedo negar, pero hay algo que no me acaba de convencer de esta receta, aunque no acabo de identificar qué es.
Y sin mas os dejo la receta, como siempre bastante fiel a la propuesta, y utilizando la salsa de setas que Trotamundos nos proponía en su receta de ñoquis, riquísima por cierto, creo que ya es la tercera vez que la hago.
Ingredientes: 

Para la salsa de champiñones:

40 gr de mantequilla

200 gr de champiñones

media cebolla picada

un vasito de vino blanco

200 ml de nata

sal y pimienta



Para el souffle:

10 claras de huevo

una cucharada de maizena

mantequilla para el molde

sal

Limpiamos y cortamos los champiñones, y los ponemos a pochar con la mantequilla derretida en una sarten, les añadimos la sal y los dejamos a fuego lento y cubiertos durante unos 10 minutos.

Pasado el tiempo añadimos el vino y subimos el fuego durante un par de minutos.

Trituramos hasta formar una pasta y lo volvemos a la sartén junto a la nata y la pimienta, dejándolo cocer suavemente unos 5 minutos mas. Dejamos que se temple.

Ponemos el horno a calentar, yo me animé con las instrucciones del mío que decía que el souffle con aire caliente y a 170º, pero el caso es que no subió demasiado y en cierto momento incluso empezó a bajar, asi que os recomiendo que intenteis con calor abajo solo al principio, a 190º y no sigais mi ejemplo.

Montamos las claras junto con la cucharada de maizena y un poco de sal hasta que estén bien duras.

Mezclamos poco a poco las claras con la salsa y al horno. Yo con el aire lo saqué en cuanto empezó a bajar y llevaba como 15 minutos en un molde grande.

Servir inmediatamente.


En la foto hasta se ve el humo...
Print
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...