viernes, 11 de marzo de 2011

Torta tres leches


Esta tarta me encanta. Es típica de los países latino americanos y ya le he hecho varias veces. La verdad es que es una tarta ideal para los niños debido a la delicadeza de su sabor. Se trata de un bizcocho esponjoso que emborracharemos con una mezcla de leches, como veréis mas abajo en la receta, por lo que queda muy jugoso.

 Es recomendable hacerlo la víspera, y su mayor dificultad, si es que tiene alguna, es que se llegue a empapar bien todo el bizcocho, por lo que es recomendable elegir un molde de modo que el bizcocho quede no muy alto.

En la foto lo veis coronado con un poco de glasa, aunque es mas típico verlo con merengue o nata. Lo que está claro es que pide algún tipo de cubierta por encima para 'tapar' un poco el aspecto del bizcocho desmoldado.

Está basada en la receta que encontré en este blog, aunque le he reducido la cantidad de azúcar y como no me gusta que se escapen las leches al servir la tarta, esta vez le he añadido un poquito de gelatina y tengo que decir que he quedado muy contenta con el resultado, aunque es mas típico verlo flotando en una especie de sopa de leche.

Os dejo la receta:
Ingredientes:
  • Media taza de azúcar (100 g)
  • 3 huevos
  • 1 cucharita de esencia de vainilla
  • una pizca de sal
  • una cucharada de levadura química 
  • 1 taza de harina de repostería ya cernida (150 g)
  • 1/4 de taza de leche (50 ml)
  • 200 ml de nata
  • 250 g de leche evaporada
  • 300 g de leche condensada
  • 3 hojas de gelatina 
Comenzaremos moliendo el azúcar. posteriormente montamos las claras con la pizca de sal y la esencia de vainilla hasta que estén bien duras. Añadiremos poco a poco mientras seguimos batiendo el azúcar y posteriormente las yemas una a una.
Añadimos un tercio de la harina mezclando con movimientos envolventes a mano y luego la leche de golpe. Cuando ésta esté bien incorporada añadimos el resto de la harina y la levadura.
Preparamos un molde pincelandolo con un poco de mantequilla y espolvoreado de harina y el horno a 160ºc. Hornearemos nuestro bizcocho por unos 35 minutos aproximadamente, tiene que salir el palillo bien seco.
Cuando esté listo lo desmoldamos y dejamos enfriar en una rejilla. 
Mezclamos la nata, la leche evaporada y la leche condensada, templandolas un poco sin que lleguen a hervir, y añadimos la gelatina, revolviendo hasta que esté completamente disuelta.
Pinchamos bien por todas partes el bizcocho y lo devolvemos a su molde, y en varias tandas vamos añadiendo la mezcla de las leches, antes de que se hayan enfriado. Dejando que vaya absorviendo poco a poco el líquido.
Y  a reposar unas horas en la nevera. Antes de servir volvemos a desmoldar y adornamos con merengue, nata o glasa la zona superior del bizcocho.
Print

4 comentarios:

  1. ¡Yo quiero un cachín de esta tartaaa!, puedo decir que es una verdadera delicia y que si os descuidáis os a coméis todaaa.

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado precioso, no lo he hecho nunca pero me llama mucho la atención por el sabor tan suave que tiene que tener.

    ResponderEliminar
  3. Hola es mi primera visita a tu blog ..me encantan las recetas ..te sigo …y te invito a compartir mis recetas y blog ..besos MARIMI

    ResponderEliminar
  4. que buena esta torta...y que bonito el nombre de tu blog...!!!
    me quedo por aquí...un saludete del gato
    www.cocinandoconcatman.blospot.com

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...